Debido al fuerte crecimiento de la robótica educativa en las escuelas y diferentes centros educativos con el objetivo de que los niños y las niñas se familiaricen con dispositivos tecnológicos y programables, Infortisa, empresa del sector de la tecnología informática líder en el País Valencià y desde de  su marca Iggual, han creado FRANK-1, un proyecto pionero en el país y diseñado para que los más pequeños aprendan a programa a través del juego.

Se trata de un robot que crece y se desarrolla a medida que crecen los conocimientos de los más pequeños, por lo que «posee una extensa variedad de sensores y actuadores que pueden añadirse y programar para crear diferentes soluciones», según explica su creador, Fran Castaño. El robot se basa en una plataforma muy común en el mundo de la programación como es Arduino, un sistema sencillo de programación por código dirigido a todos los públicos, y es compatible con la plataforma Scratch, un sistema gráfico de programación a través de blogs dirigido en el ámbito educativo. Además, ofrece la posibilidad de controlarlo a través de una aplicación de móvil propia.

Asimismo, permite experimentar el montaje mecánico, practicar el funcionamiento de la electrónica jugando con las conexiones y reprogramar el robot, siempre con la opción de recuperar el programa original si surgiera algún problema. Una gran herramienta con un gran objetivo!
A Dynamind hemos sido muy buenos y nos gustaría poder probar el #FRANK-1 en nuestras clases, pero los Reyes Magos ya han pasado y se nos olvidó escribirlo en nuestra carta. No nos podrían ayudar Iggual, por favor ?? 😉

Uso de cookies

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies